15Ene2019



Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Integer adipiscing erat eget risus sollicitudin pellentesque et non erat. Maecenas nibh dolor, malesuada et bibendum a, sagittis accumsan ipsum. Pellentesque ultrices ultrices sapien, nec tincidunt nunc posuere ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nam scelerisque tristique dolor vitae tincidunt. Aenean quis massa uada mi elementum elementum. Nec sapien convallis vulputate rhoncus vel dui.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Integer adipiscing erat eget risus sollicitudin pellentesque et non erat. Maecenas nibh dolor, malesuada et bibendum a, sagittis accumsan ipsum. Pellentesque ultrices ultrices sapien, nec tincidunt nunc posuere ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nam scelerisque tristique dolor vitae tincidunt. Aenean quis massa uada mi elementum elementum. Nec sapien convallis vulputate rhoncus vel dui.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Integer adipiscing erat eget risus sollicitudin pellentesque et non erat. Maecenas nibh dolor, malesuada et bibendum a, sagittis accumsan ipsum. Pellentesque ultrices ultrices sapien, nec tincidunt nunc posuere ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nam scelerisque tristique dolor vitae tincidunt. Aenean quis massa uada mi elementum elementum. Nec sapien convallis vulputate rhoncus vel dui.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Integer adipiscing erat eget risus sollicitudin pellentesque et non erat. Maecenas nibh dolor, malesuada et bibendum a, sagittis accumsan ipsum. Pellentesque ultrices ultrices sapien, nec tincidunt nunc posuere ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nam scelerisque tristique dolor vitae tincidunt. Aenean quis massa uada mi elementum elementum. Nec sapien convallis vulputate rhoncus vel dui.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Integer adipiscing erat eget risus sollicitudin pellentesque et non erat. Maecenas nibh dolor, malesuada et bibendum a, sagittis accumsan ipsum. Pellentesque ultrices ultrices sapien, nec tincidunt nunc posuere ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nam scelerisque tristique dolor vitae tincidunt. Aenean quis massa uada mi elementum elementum. Nec sapien convallis vulputate rhoncus vel dui.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Integer adipiscing erat eget risus sollicitudin pellentesque et non erat. Maecenas nibh dolor, malesuada et bibendum a, sagittis accumsan ipsum. Pellentesque ultrices ultrices sapien, nec tincidunt nunc posuere ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nam scelerisque tristique dolor vitae tincidunt. Aenean quis massa uada mi elementum elementum. Nec sapien convallis vulputate rhoncus vel dui.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Integer adipiscing erat eget risus sollicitudin pellentesque et non erat. Maecenas nibh dolor, malesuada et bibendum a, sagittis accumsan ipsum. Pellentesque ultrices ultrices sapien, nec tincidunt nunc posuere ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nam scelerisque tristique dolor vitae tincidunt. Aenean quis massa uada mi elementum elementum. Nec sapien convallis vulputate rhoncus vel dui.

17Dic2017



Kurt Landauer, un hijo de comerciantes judíos nacido el 28 de julio de 1884 en Planegg una ciudad muy cerca de Múnich, este hombre estuvo relacionado con el Bayern, más precisamente como su presidente. El octavo en la historia del club, es de resaltar que estuvo durante 4 periodos entre 1913 y 1951. Pero su historia comienza por allá en 1901 cuando siendo solo un joven de 17 años fue a probar suerte en la ciudad de Múnich y entró a formar parte del club como arquero. Sin embargo, al año siguiente se mudó a Lausana, en Suiza, para estudiar economía y finanzas, en esta etapa no fue todo maravilla ya que en Suiza tuvo algunos inconvenientes y tuvo que completar su educación en Florencia, Italia. Ya en 1905, Landauer regreso a su club y a su ciudad, para trabajar en varios empleos y cargos, entre ellos en un diario muy reconocido de Múnich y también fue responsable de una editorial. Landauer 8 años más tarde, es decir en 1913 fue nombrado presidente del Bayern. Pero el estallido de la Primera Guerra Mundial frenó su mandato, debido a que fue enlistado por el ejército alemán y solo duró un año en el cargo.

Al finalizar la guerra, Landauer reasumió el cargo en 1919 para tomar las riendas del club bávaro y este segundo periodo como presidente fue de 14 años desde 1919 hasta 1933, con una breve pausa en el año de 1922. Bajo el mandato de Landauer, él impulso el profesionalismo y a su vez se obtuvieron los primeros éxitos del club que serían los cimientos del gran equipo que es el día de hoy, esto originó el aumento de la presencia del equipo tanto a nivel nacional como internacional y una de sus brillantes ideas fue el desarrollo de un proyecto que consistía en la construcción de un estadio propio. También un éxito de la gestión de Landauer fue la consecución del primer campeonato alemán del año 1932 contra el Eintracht de Fráncfort.

A pesar de los éxitos profesionales del FC Bayern tanto en el campeonato alemán como en el regional. Landauer tuvo que dejar el cargo en 1933, lo que daba fin a su segundo mandato, propiciado por la llegada de Adolf Hitler al poder, tanto el FC Bayern como el futbol alemán sufrieron un retroceso muy grande a nivel aficionado. El FC Bayern había alcanzado la élite profesional, pero esto para los nazis era un “asunto judío“, debido a ello, se pensaba que el FC Bayern era un “club judío“, aunque en realidad eran muy pocos los miembros que eran judíos.

Esta situación generó, en primer lugar, que el presidente Landauer dejara la presidencia del club el 22 de marzo de 1933. Además de esto, por la ley de exclusión laboral impulsadas por el III Reich fue obligado a dejar todos sus puestos directivos entre ellos el de responsable del gabinete jurídico de la editorial Knorr & Hirth. Por lo que Landauer se vio obligado a trabajar en la empresa de ropa Rosa Klauber que pertenecía a una familia judía.

En 1938, un día después de la “Noche de los cristales rotos”, Landauer fue capturado y enviado al campo de concentración de Dachau, donde fue registrado con el número 20009.Pero, gracias a su historial como combatiente del ejercito alemán en la primera guerra mundial fue liberado solo 33 días después de su captura. En 1939 huyó de Alemania hacia Suiza, concretamente a Lausana, lugar en el que vivió por 8 años hasta 1947, en la segunda guerra mundial Landauer predio su casa y tres hermanos por lo que su regreso a Múnich se vería truncado si no hasta el año de la rendición de Alemania a los aliados.

Es importante resaltar que Landauer estuvo cerca de ser condenado nuevamente en el año 1943 mientras presenciaba en Ginebra un partido entre la selección de Suiza y el FC Bayern, puesto que, en dicho partido se encontraban varios jugadores que lo reconocieron y saludaron, algo que inquieto a los agentes de la GESTAPO que vigilaban las actividades del FC Bayern y que a su vez tenían un presidente nazi. Landauer no pudo regresar a Múnich si no hasta el año 1947, dos años después de la guerra y ese mismo año fue nombrado de nuevo presidente del FC Bayern, sin tener en cuenta que Landauer solo pasaría unos días allí y emigraría con destino a los Estados Unidos, algo que nunca ocurrió y estuvo en el cargo hasta 1951, con el fin de supervisar la reconstrucción del club y llevarlo por la senda de la victoria. Kurt Landauer falleció en Múnich el 21 de diciembre de 1961 en el hospital de Schwabing a los 77 años de edad.

Durante este nuevo milenio, se han realizado diversos homenajes hacia Landauer, con el fin de recordarlo como uno de los presidentes del FC Bayern que ayudo a reconstruir el club y también como uno de los más longevos, entre ellos se encuentran una biografía oficial y una película, así como una placa de bronce en el estadio Allianz Arena que dice lo siguiente; “En conmemoración a Kurt Landauer presidente del FC Bayern Munich…Que su alma sea atada en el pacto de la vida” y en su honor se ha nombrado una plaza al frente del estadio Allianz Arena y una avenida contigua al mismo, además de ello el club le ha nombrado en su honor el cargo de “presidente de honor” y un campo de futbol perteneciente al TSV Maccabi München lleva su nombre.

IR ARRIBA